La Historia del Surf a través de Tres60. Por Javier Amezaga

0
639

Imágenes de un jetski paseando sobre el labio por encima de la cabeza del surfista mientras se entuba en Teahupoo. El mejor longboarder coruñés es una estrella del cine porno. Laird Hamilton surfea con una quilla hydrofoil sin que la tabla entre en contacto con el agua. Un francés desciende el Everest con una tabla de snowboard. Danny Way salta por encima de la gran muralla china con su skate. Una chica con el culo al aire sirve para anunciar trajes de neopreno. La publicidad de una bomba en una represa hidroeléctrica para crear una ola gigante es publicada justo días después de los atentados del 11M. Gonzalo Taboada nos cuenta las tribulaciones del surf de la alta sociedad en los 70. Kelly Slater da una visión sorprendente sobre los atentados de las torres gemelas. Un reportaje sobre el norte de Lanzarote y La Graciosa, sin presencia aún de surfistas locales, descubre la excelente calidad, hasta entonces casi desconocida, de sus olas. Los relatos de Willy Uribe y de Eduardo Sáenz hacen volar nuestra imaginación. Las olas prácticamente vacías de Marruecos y Portugal son los destinos preferidos de los surf trips. El Maromo acusa duramente a políticos y locales por el desastre del Prestige. Los guiris nos muestran el valor de Mundaka. Barack Obama recibe a un surfista en la Casa Blanca. Tom Curren propone un campeonato invitacional en Meñakoz junto con Surfrider Foundation. Un surfista es elegido Alcalde de Ferrol.

Pídelo aquí

El principal objetivo de este libro es reflejar la identidad de lo que ha significado el surf, tanto en España como a nivel global, en lo que ha afectado a mi trabajo en la revista 3sesenta. A través de la historia, sus protagonistas, la imagen y publicidad, los relatos, los surf trips, las tecnologías del momento, el surf mundial, la evolución de la fotografía, los colaboradores más estrechos, el arte, el cómic, la moda, las noticias…

La revista 3sesenta (Santurtzi, 1987), es la primera revista de surf en el mundo en lengua castellana, ha sido testigo de excepción de la evolución del surf en nuestras playas a los largo de casi cuatro décadas e impulsora de la industria y el desarrollo del que fuera un deporte incipiente en la segunda mitad de la década de los años 80 hasta lo que se ha convertido en la actualidad.