Kepa Acero nos recuerda aquella sesión legendaria en Mundaka

0
335
F: Jon Aspuru

Ayer tuvimos ocasión de entrevistar en Mundaka a Kepa Acero, mientras asistimos a la premier de la espectacular película “Mundaka, el día legendario”.

Javi Amezaga y Kepa Acero en Mundaka

-Un día de otoño de 2006, marcado como la sesión más especial en la historia de Mundaka. ¿Qué recuerdas de aquella sesión?

-Fue sin duda una de las sesiones, si no la mejor, que recuerdo desde que empecé a surfear Mundaka en el 93. Era un 22 de septiembre, coincidía con el equinoccio de otoño, la marea más viva del año, el swell y el viento perfecto, la luz espectacular, recuerdo que las olas tenían un brillo especial, la temperatura nos permitía surfear con el corto. Y añadiendo a todo eso que estaba lo mejor de lo mejor del mundo, lo hizo muy especial, muy intenso, porque estábamos muchos; pero para nosotros fue muy especial porque vimos a los mejores surfistas del mundo en lo que fue también para ellos uno de los mejores días de su vida. Surfearon la ola a su máximo potencial. Nunca habíamos visto una cosa así. Eso nos hizo también a nosotros mejorar como surferos. Fue todo un festejo.

-Mundaka es una ola muy especial para ti.

-En Mundaka he vivido los mejores momentos de mi vida, pero también los peores. Cuando tuve el accidente, era un día con muy pocas olas pero que también eran muy buenas, y entonces ocurrió: un mal golpe y casi… casi me lleva… Bueno, entonces ese fue otro de los días que nunca olvidaré, también para bien, porque mira, aquí estoy. Así que ni tan mal.

-La barra de Mundaka también ha tenido sus momentos difíciles…

-En cuanto a la barra, ese es el máximo potencial que puede dar la ola. Aquella sesión fue antes del dragado, y se pudo comprobar la importancia que tiene, porque algunos de los surferos, como Kelly Slater, se cogieron las mejores olas del mundo, y pusieron el pueblo de Mundaka a otro nivel. Y eso dio una repercusión mundial al efecto nocivo del dragado, porque ya todo el mundo era consciente de que la ola era increíble. Por esa parte también creo que ese día fue positivo porque le dio un valor especial a la ola y un reconocimiento internacional.

-¿Qué rides recuerdas de aquel día?

-Me acuerdo perfectamente de una ola que cogí con tres tubos, el último hasta el final. Yo iba gritando y había eco dentro del tubo. Y me acuerdo que acabé al final, final, y detrás de mí iba Slater en la siguiente, probablemente en la ola más bonita que he visto en mi vida allí, y justo salió por la puerta a mi lado y estaba también gritando como un loco. Luego me enteré que Slater dijo que se había cogido la mejor, creo que dijo la mejor ola de su vida y estoy seguro que fue esa.

F: Jon Aspuru