Juicio del petrolero «Prestige»: Una ocasión fallida

0
674

Absolución para los acusados del juicio de petrolero «Prestige».
Una ocasión fallida.

11 años después del hundimiento del petrolero “Prestige”, La Audiencia Provincial de A Coruña hizó pública la sentencia sobre la mayor catástrofe  medioambiental de las ultimas décadas en España.  En el banquillo, se sentaron tres acusados, el capitán del buque, el jefe de maquinas y el ex-Director General de Marina Mercante. Todos ellos se enfrentaban a penas de cárcel que oscilan entre los 12 y los 5 años de cárcel por delitos contra los recursos naturales y el medioambiente. Después de 11 años de investigación judicial, los tres han sido absueltos del delito medioambiental.  

El capitán ha sido condenado a 9 meses por «desobediencia grave», por haber tardado tres horas en aceptar el remolque del petrolero. Surfrider, quién lamenta la sentencia, insiste en la necesidad de incluir el “daño ecológico” en el derecho de la Unión Europea. 

Un daño irreparable, ningún responsable

Los tres acusados han sido absueltos de todos los cargos retenidos contra ellos. Los magistrados consideraron que la maniobra  para el alejamiento del petrolero no fue una “decisión imprudente” y que por tanto no existía ningún responsable. “Ningún responsable, ninguna condena, ninguna disuasión” lamenta Antidia Citores, Coordinadora Lobby y Derecho Medioambiental de Surfrider. “Sin embargo, tales catástrofes son decepcionantes en el sentido en que  se podrían evitar mediante el refuerzo de la legislación sobre la seguridad marítima”.

Se descarta el daño ecológico

La decisión descarta el daño ecológico. Recordemos que el hundimiento del petrolero “Prestige” causó el vertido de cerca de 63 000 toneladas de fuel pesado en el mar, provocando una marea negra cuyas consecuencias alcanzaron España, Portugal y Francia. La catástrofe  no sólo originó la muerte de miles de aves y animales marinos sino tuvo consecuencias económicas para los diferentes municipios afectados por la marea negra.

Al no haber ningún responsable, los municipios que se presentaron parte civil no podrán pedir ninguna reparación. Aunque se pueda recurrir la sentencia, de momento la catástrofe queda impune. 

Es imprescindible reconocer el “daño ecológico” en Europa. 

La sentencia del tribunal es una ocasión fallida para fortalecer la jurisprudencia establecida por Francia durante el juicio del petrolero “Erika” reconociendo por primera vez el daño ecológico y su reparación. Surfrider pretende que el principio “quién contamina-paga” se reconozca incluyendo el “daño ecológico” en el derecho de la Unión Europea.

El “daño ecológico” será el punto central de la pregunta parlamentaria oral que varios diputados europeos someterán al Parlamento Europeo en Diciembre.

Además, Surfrider publicará de aquí a final de año un libro blanco sobre la seguridad marítima enfocando en el daño ecológico.