Conclusiones al primer campeonato WSL en una piscina Wavegarden

0
194

Los campeonatos de surf en piscina de olas han llegado para quedarse. Ayer miércoles vimos las finales del primer QS celebrado en América Latina, en la piscina Wavegarden “Praia da Grama” ubicada en el interior de Sao Paulo, en Brasil. Sophia Medina y Miguel Pupo fueron los vencedores, aunque esto puede que sea lo menos importante. Lo esencial es que vimos un campeonato de surf en una ola “creíble”. Seguramente habrá muchos detalles por pulir, pero en lo básico, el campeonato se desarrolló con ritmo y permitiendo a los competidores realizar entre cuatro y cinco maniobras potentes por ola. La propia Sophia declaró que esta ola le había permitido mostrar su surf sin depender de la suerte de contar con olas adecuadas en mar abierto. Anteriormente los competidores del top mundial se habían mostrado muy críticos con inclusión de la ola de Slater en el CT, lo que llevó a su cancelación, y puede que la del Wavegarden tampoco sea idónea para un CT, pero en estas dos jornadas pudimos ver un campeonato muy interesante y entretenido, lleno de acción. Si bien, lo que se gana por un lado se pierde por otro. Las mangas se sucedían a toda velocidad: en semis y finales, los competidores surfeaban tres olas en la derecha y otras tantas en la izquierda. Todas las olas iguales, al ritmo que marcaba la máquina. Todos con las mismas oportunidades, aunque perdiendo la lucha por las prioridades y por la selección de las olas. Especialmente en la categoría femenina es casi imposible ver un campeonato con tanta acción y tantas maniobras. Según se vaya adaptando y ajustando el formato de la ola a los requerimientos de los competidores, seguro que veremos un surf progresivo y espectacular, y saldrán surfistas especialistas con un estilo más skater que se habrán criado muy lejos del mar. Puedes ver la jornada completa de las finales aquí.