Bitácora Women Surf Retreat en Playa de Las Américas

0
117

Lucía Martiño regresa a Tenerife para ofrecer por segunda vez un surf camp femenino exclusivo para un grupo de 12 chicas adultas, que a lo largo de 4 días podrá disfrutar de un programa en torno al surf y la vida saludable con base en las instalaciones del Hotel Bitácora. Las clases de surf guiadas por Lucía Martiño se combinan con videoanálisis de cada una de las sesiones, talleres de mindfulfitness, sesiones de spa y la oportunidad de surfear a puerta cerrada en la ola artificial del Siam Park.

Lucía Martiño @samisurfotographylk

Entre octubre y marzo, Canarias es uno de los destinos estrella del surf europeo, con un clima inmejorable y olas aseguradas en un entorno único, donde también disfrutar de su gastronomía, ambiente y una oferta de servicios amplia que se adapta a todas las necesidades. Desde escuelas para aprender y entrenar hasta técnicos y preparadores físicos para llevar a los surfistas expertos a lo más alto. Playa de Las Américas, en el sur de Tenerife, destaca por la excelencia de sus olas, la temperatura del agua, el buen ambiente que reina en la playa y por ser la cuna del surf en las islas, y así lo sabe la surfista asturiana Lucía Martiño -2 veces campeona de España y todo un fenómeno en redes sociales-, que cada año viaja en varias ocasiones a la isla para realizar sus entrenamientos. El otoño pasado tomó la decisión de ser la anfitriona de su primer surf camp sólo para mujeres, y tal ha sido el éxito que este año repite, una vez más escogiendo el Hotel Bitácora como base de operaciones para su campamento. “El Bitácora es un hotel surf friendly, cuenta con todas las comodidades que un surfista necesita y está a dos minutos a pie de una de las mejores olas de Tenerife”, explica Martiño.
Nuria del Amo, directora del hotel y aficionada al surf, explica: “El año pasado realizamos el primer surf camp y fue precioso ver cómo este grupo de mujeres disfrutaba de nuestro hotel y el programa de surf de la mano de Lucía Martiño, así que no podíamos conformarnos con sólo una edición”.